Sufragio Femenino en España

martes, octubre 31

Biografía de Clara Campoamor

Nace en Madrid el 12 de febrero de 1888. Huérfana de padre muy pronto, tuvo que dejar sus estudios y ponerse a trabajar. Fue modista, dependienta, empleada de Telégrafos..., etc, hasta que en 1914 hace oposiciones para profesora de adultas en el Ministerio de Instrucción Pública, ganándolas con el número uno. Pero sólo puede enseñar taquigrafía y mecanografía, ya que no tiene siquiera el Bachiller. Al mismo tiempo colabora en varios diarios, como El Sol, Nuevo Heraldo o El Tiempo. Entrar en el periódico progresista La Tribuna, fue decisivo para su actividad posterior.

En 1920, cumplidos ya los 32 años, se matricula como alumna de bachillerato en el Instituto Cisneros de Madrid, terminándolo en dos años, y a continuación en la Facultad de Derecho, concluyendo la carrera en otros dos. En 1924 obtiene su ingreso en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y meses después solicita su ingreso en el Colegio de Abogados, haciendo constar que desea ejercer su carrera, cosa que hace desde 1925. Asumió la defensa de los implicados en el levantamiento de Jaca.

Durante lo años que transcurren desde el comienzo de sus actividades como abogada y el final de la Dictadura primoriverista, Clara se dedica por entero a su profesión, rechazando su nombramiento para la Junta del Ateneo, lo que le obligó a pedir la excedencia en su cargo de Instrucción Pública. Entre 1928 y 1929 fue delegada del Tribunal de Menores.

Hasta 1930 desarrolló una intensa actividad en la Academia de Jurisprudencia. En 1925 fue nombrada Secretaria de la Sección Cuarta, formó parte de la Comisión de Trabajos Prácticos y de la de Publicaciones. El 30 de marzo de 1928 recibió el nombramiento de Académico Profesor. Paralelamente pronuncia conferencias y lleva a cabo numerosas intervenciones en las sesiones de trabajo que programa la Academia.

Aunque interviene en los temas más dispares, de manera especial le atraen los referentes a la situación jurídica de la mujer española. Su ideal se situaba en alcanzar en la ley la total equiparación de los sexos, sin que ninguno goce de un trato preferencial sobre el otro, ni siquiera cuando la beneficiada sea la mujer.

En 1929, tras la caída del Dictador, el anuncio de la vuelta a la normalidad constitucional había convertido al Colegio de Abogados de Madrid, al Ateneo y a la Academia, en centros de acción revolucionaria. Ese mismo año forma, con Matilde Huici, el Comité organizador de la Agrupación Liberal Socialista, la corta vida de este grupo, la llevó a enrolarse en las filas de Acción Republicana, pero, cuando se transformó en partido, Clara salió de él para afiliarse al Partido Radical, en cuya representación formó parte de la candidatura republicano-socialista, en 1931, para las Cortes Constituyentes, saliendo elegida diputada por Madrid.

Formó parte de la Comisión Constitucional, de 21 diputados, y peleó eficazmente por establecer la no discriminación por razón de sexo, la igualdad legal de los hijos habidos dentro y fuera del matrimonio, el divorcio y el sufragio universal. Todo lo consiguió menos el voto, que tuvo que debatirse en el Parlamento.

Intervino en el debate de varios artículos, sobre todo cuando estos hacían referencia a la mujer. Destacan sus intervenciones en el artículo 36, siendo la única que defiende la concesión del sufragio femenino sin ningún tipo de limitaciones, pese a la posibilidad que existía de que el voto femenino se inclinase a favor de los partidos de derechas. Esta fue la causa del enfrentamiento dialéctico que mantuvo con Victoria Kent, partidaria de reconocer a la mujer su derecho electoral, pero con ciertas limitaciones prácticas. La Cámara dio su apoyo a "la Campoamor".

Aún tuvo tiempo para llevar a cabo otras actividades durante el bienio 1931-33. Fue delegada de España ante la Sociedad de Naciones y fundó la Unión Republicana Feminista, para trabajar por el voto femenino.

A pesar de toda esta actividad desarrollada dentro y fuera de la Cámara, no logra renovar su acta de diputada en las elecciones de 1933, además de sufrir las críticas de la prensa de izquierdas, que la acusa de ser culpable de la victoria de la derecha por su empeño en dar el voto a la mujer. A estos ataques contestó con una carta publicada en El Heraldo de Madrid, el 26 de noviembre, en la que analizando los resultados electorales de varias ciudades, llega a la conclusión de que la causa de la victoria electoral conservadora se debe a la escisión que se produce dentro del bloque republicano y en la falta de eficacia del gobierno en algunos aspectos, como la Ley Agraria, el caso de Casas Viejas, etc.

En diciembre de 1933 es nombrada Directora General de Beneficiencia, cargo del que dimite al año siguiente por discrepancia con el ministro.

Presentó su solicitud de ingreso en Izquierda Republicana, que le fue denegada, lo que para ella fue un duro golpe, además deja también la Unión Republicana Femenina, con lo cual no puede presentarse a las Cortes.

Escribió entonces su obra: Mi pecado mortal. El voto femenino y yo, como medio de justificar sus actuaciones. También publicó El derecho femenino en España.

Cuando estalló la Guerra Civil en 1936, emigró a Francia, publicando en París en 1937 La revolución española vista por una republicana, en francés y nunca editado en español. Vivió en Buenos Aires dedicada a la literatura, escribiendo obras como Sor Juana Inés de la Cruz y Obra de Quevedo, editadas ambas en 1945. Anteriormente, en 1938, había aparecido La situación jurídica de la mujer española.

En 1947, 1951 y 1955 intentó regresar a España, pero la acusación de francmasonería impidió su asiento definitivo. Se fue a vivir a Lausanne (Suiza), donde murió el 30 de abril de 1972

Centro Guadalinfo De Noalejo ( Jaén )

Mari Carmen Lomas Martos


sábado, octubre 28

PRIMEROS PASOS 1900-1931



Primeros pasos del voto femenino en España desde 1900 a 1931
  • A principios del Siglo XX las únicas organizaciones femeninas eran las formadas por mujeres católicas de clase alta que se dedicaban fundamentalmente a la caridad. La primera que se interesó por le feminismo fue la Junta de Damas de la Unión Ibero-Americadna de madrid, aunque limitaron sus ideales a cuestiones sociales.
  • En el verano de 1907 se presentaron las primeras enmiendas a favorl del voto femenino.
  • En 1912 se funda en Madrid la Agrupación Femenina Socialista, que buscará integrar un mayor numero de mujeres en las filas del PSOE e intentará organizar varias sociedades obreras. En 1915 sólo había en el partido tres o cuatro grupos exclusivamente de mujeres.
  • En 1913 se celebraron en la Seccion de ciencias morales y politicas del Ateneo de Madrid varios encendidos debates acerca del feminismo. Se funda una revista quincenal femenina EL PENSAMIENTO FEMENINO.
  • En 1917 se funda un peridodico conservador LA VOZ DE LA MUJER.CELSIA. Reunió mujeres que habian trabajado por la causa de la mujer o que, en virtud de su posición, podían favorecerla, para formar una organización feminista. Lo integraron entre otras Benita Asas manterola, Clara Campoamor, Elisa Soriano, Maria de Maeztu, Julia Peguero, Victoria Kent.
  • En 1919 se inscribe la Acción Católica de la Mujer, creada por iniciativa del Cardenal primado Guisasola. La Iglesia promoveŕa su propia versión del feminismo: El feminismo posibles, razonable en España, debe ser netamente católico.
  • En 1924 el Estatuto Municipal, otorgaba el voto de las mujeres en las elecciones municipales con muchas restricciones: sólo podian votar las emancipadas mayores de 23 años, las casadas y las prostitutas quedaban excluidas.
Primo de Rivera demostró un interés paternalista por los derechos de la mujer e hizo determinadas concesiones (leyes de proteccion al trabajo, facilidades para cursar estudios universitarios, cargos en el gobierno municipal) Aunque es de justicia señalar que fue la dictadura la que concedió los primero derechos políticos a las mujeres. La realidad es que el progreso de los derechos de la mujer hasta 1931 fue bastante lento, hasta la República no se lograron mejoras sustanciales, y estas no pueden atribuise al resultado de la presión directa ejercidad por la ANME ni por otro grupo feminista. * Se funda en Madrid la UNION DE MUJERES DE ESPAÑA (UME),como una opción interclasista y aconfesional. La preside en un primer momento la Marquesa de Ter, y entre sus afiliadas destacarán María Martínez Sierra, Carmen Eva Nelken... * Surge la JUVENTUD UNIVERSITARIA FEMENINA, fundada en Madrid de la mano de ANME, y en la que juegan activo papel Victoria Kent, Elisa Soriano y Calra Campoamor. * Se crea en Barcelona ACCIÓN FEMENINA, en torno a Carmen Karr.
Maria Jose Muñoz Viedma
Centro Guadalinfo Albanchez de Mágina

LA MUJER EN LA REPUBLICA 1931-1936



Con la proclamación de la República, la igualdad de los sexos pasó por fin a ser una posibilidad real con la aprobación de la nueva constitución. Si el divorcio fue objeto de mucha controversia, no le quedó a la zada el derecho de la mujer a votar. El Gobierno Provisional, en un decreto de 8 de mayo de 1931, concedio el voto a todos los hombres mayores de veintitrés y declaro que las mujeres y los curas podian ser elegidos para ser diputados.
En las elecciones celebradas en junio de aquel año fueron elegidas dos mujeres diputadas, Clara Campoamor(Partido Radical) y Victoria Kent (Izquierda Republicana): dos mujeres de un total de 465 diputados. A finales de aquel mismo año otra mujer diputada, Margarita Nelken (Partido Socialista), ingreso en las Cortes. De las tres, Clara Campoamor, abogada, fue la más asidua defensora de los derechos de la mujer y desempeñó un papel importante en el debate acerca del sufragio femenino.
Las primeras elecciones en las qeu participaron las mujeres fueron las de 1933, e inevitablemente se les echó la culpa de la victoria de la derecha. Era, sin embargo, una conclusión superficial. Se trataba sobre todo de un problema de estrategia y unidad, como se encargaría de demostrar las elecciones de febrero de 1936 con el triunfo del Frente Popular.
Habria que esperar al cierre de ese largao parentesis de 40 años para que las mujeres recuperaran el punto de partida que significo la conquista del voto en 1931.
Maria Lucia Muñoz Fernadez y Manoli Cobos Catena
Centro Guadalinfo de Albanchez de Mágina

TEXTOS HISTORICOS


" La Segunda República Señores Diputados: se está haciendo una constitución de tipo democrático, por un pueblo que tiene escrito como lema principal, en lo que llamo yo el arco del triunfo de su República, el respeto profundo a los principios democráticos. Yo no sé, ni puedo, ni quiero, ni debo, explanar que no es posible sentar el principio de que se han de conceder unos derechos si han de ser conformes con los que nosotros deseamos, y previendo la contingencia de que puediera no ser así, revocarlos del día de mañana. Eso no es democrático. Señores diputados...Yo no creo, no puedo creer, que la mujer sea un peligro para la República, porque yo he visto a la mujer reaccionar frente a la Dictadura y con la República. Lo que puediera ser un pelibro es que la mujer pensara que la Dictadura la quiso atraer y que la República la rechaza, porque, aunque lo que la Dictadura le concedió fue la igualdad en la nada, como me he complacido yo siempre en decir, lo cierto es que, dentro de su sistema absurdo e ilegal, llamaba a la mujer a unos pretendidos derechos..."
(Clara Campoamor, Diario de Sesiones de las Cortes, 30 de Septiembre de 1931)


"El voto femenino, al fin. El voto hoy en la mujer es absurdo, porque en la inmensa mayoría de los pueblos el elemento femenino, en su mayor parte, está en manos de los curas, que dirigen a la opinión femenina, se introducen en los hogares e imperan en todas partes. La mujer española, especialmente la campesina, no está capacitada para hacer uso del derecho del sufragio de una manera libre y sin consejos de nadie. Con lo que hoy ha acordado el Parlamento, La República ha sufrido un daño enorme y sus resultados se verán muy pronto."
( Diario "La Voz", de 1 de octubre de 1931)

" No somos enemigos de la concesión del voto a la mujer; estimamos que debe concedérsele ese derecho de ciudadanía, pero a su tiempo, pasado cinco años, diez, veinte, los que sean necesarios para la total transformación de la sociedad española, cuando nuestras mujeres se hallen redimidas de la esclavitud a que hoy están sometidas, cuadno libres de prejuicios, de escrúpulos, de supersticiones, de sugestiones, dejen de ser sumisas penitentes, temerosas de Dios y de sus representantes en la tierra, y vean independizada su conciencia."
(Diario "La Voz", de 2 de octubre de 1931)

Jeroma Muñoz Lopez
Centro Guadalinfo Albanchez de Mágina.




viernes, octubre 27

CONTEXTO HISTÓRICO


Aunque en el siglo XIX hubo en España algunos casos aislados de mujeres emancipadas, no existio un movimietno feminista bien organizado como los que había en otros paises europeso y en los Estados Unidos. Hasta los años en torno a la I Guerra Mundial, precisamente cuando la batalla sufragista estaba llegando a su fin en otros países, no cabe hablar con prioridad de organizaciones feministas en España: cuando al fin surgieron fueron además mucho más bajas, en cuanto a combatividad y afiliación, que las de sus modelos foráneos. Circunstancias de todo orden abonaron estas peculiaridades del feminismo español. De una parte, el retraso en la industrialización que anclaba a la sociedad españolaen una economía fundamentalmente agraria y tradicional, ajena por completo a las necesidades de mejor educación y capacitación profesional para las mujeres que exigía el capitalismo.
De otra, el difícil proceso de implantación entre los españoles de las doctrinas liberales, anatematizadas por el conservadurismo católico ultramontano y las fuerzas absolutistas que en él se fundamentaban. Además las tensiones políticas y sociales en España impidieron que las feministas de diferentes opiniones políticas pudieran encontrar ciertas bases comunes y despojaran a su campaña de todo sectarismo político.
De hecho, el feminismo español nunca gozó de un desarrollo libre e independiente; fue arrastrado, quizá inevitablemente, al conflicto más general entre la izquierda y la derecha. Su retraso y escasa combatividad se debe en parte al hecho de que la derecha apreciara másplenamente que la izquierda tanto el peligro que podría representar para la causa de una España católica y tradicional, si se le permitía desarrollarse libremente, como su posible utilidad si se explotaba debidamente. Los conservadores, al lograr hacerse con el feminismo, lo volvieron inocuo.

Pepa Gila Muñoz
Centro Guadalinfo Albanchez de Mágina.

EL VOTO DE LAS MUJERES






El sufragio universal fue aprobado en el Congreso de los Diputados el 1de octubre de 1931. Muchas son las mujeres que a finales del siglo XIX y principios del XX, defienden y trabajan en sensibilizar a la opinión social y política la defensa de los derechos de las mujeres. También fueron diversos los acontecimientos que sucedieron antes de esa fecha:
  • Las mujeres socialistas comienzan a organizarse y en 1912 crean la Agrupación Femenina Socialista de Madrid, insistiendo en la importancia del movimiento feminista de clase.
  • El movimiento feminista autónomo de los partidos aparece en el año 1918. A partir de esa fecha, existen tres núcleos que inician el moiviento feminista en Madrid, uno con postulados más conservadores. El núcleo más conservador organizado en torno a Consuelo González Ramos.
  • El otro grupo es el integrado por la Asociación Nacional de Mujeres Españolas (ANME), liderado por María Espinosa de los Monteros. Estaban formado en su mayoría por mujeres de clases medias. Sus objetivos fundamentales están basados en la concepción del movimiento de mujeres como un movimiento.
  • Unión de Mujeres de España es un núcleo que se situa a la izquierda del ANNE y está vínculada a mujeres pertenecientes al PSOE. En la dirección inicial destacan mujeres socialistas como María Lejárraga. Moviemiento político-económico-social, convirtiendolo en un partido político. Apuestan también por el voto para las mujeres, realizando campañas específicas.
1920: se prohibe el trabajo nocturno para las mujeres casadas y viudas con hijos. 1924: se reconoce el derecho al voto de las mujeres solteras y viudas. 1929: se establece el subsidio por maternidad.
La Constitución de la República, aprobada en diciembre del año 1931, establece entre otros principios, que todos los españoles sin distincion de sexo tienen los mismos derechos electorales siempre que sean hombres y mujeres mayores de veintitrés años.
Josefa Morales Martínez y Ramona Moreno
Centro Guadalinfo de Albanchez de Mágina

CRONOLOGIA DEL SUFRAGIO FEMENENINO EN ESPAÑA


CRONOLOGIA DE LOS HECHOS:
  • 1907: Primeras enmiendas al voto femenino en el Parlamento, rechazadas.
  • 1912: Creación de la Agrupación Femenina Socialista.
  • 1918: Movimiento Feminista Autonomo de los partidos.
  • 1920: Prohibición de trabajo nocturno para mujeres casadas y viudas con hijos.
  • 1923: Golpe de Estado de Miguel Primo de Rivera.
  • 1924: Se reconoce el Derecho de voto de las mujeres solteras y viudas.
  • 1931: Se proclama la II Republica, el 12 de abril.
  • 1931: se aprueba en el Congreso el Sufragio Femenino, el 1 de octubre.
SUFRAGIO FEMENINO EN EUROPA:
  • 1871: ALEMANIA
  • 1915: DINAMARCA
  • 1917: RUSIA
  • 1921: REINO UNIDO
  • 1931: ESPAÑA
  • 1944: FRANCIA
  • 1945: ITALIA
  • 1948: BELGICA
  • 1952: GRECIA
  • 1976: PORTUGAL
Manoli Ogayar
Centro Guadalinfo Albanchez de Mágina